MENU

by • 28 / julio / 2006 • Notícora, PolíticaComments (4)237

Orgulloso de no ser un “ciudadano de buena voluntad”

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Tumblr

El alcalde de Madrid va a casar por lo civil a una pareja del mismo sexo mañana. Curiosamente se trata de un militante del PP y su pareja, toda vez que ese partido (el principal de la oposición, es decir, el segundo que más adeptos tiene en España democráticamente hablando) mantiene en firme un recurso de inconstitucionalidad para la ley aprobada por el actual gobierno en la que se admite que el matrimonio también pueda ser contraido por dos personas del mismo sexo.

Resulta chocante ver que en un mismo partido se vean las cosas de manera muy diferente, y que un alcalde de ese partido se vea más o menos obligado a hacer lo que dice la ley, vaya o no de acuerdo con sus principios o con los principios que su partido político le indica. Lo que sí ya es chocante del todo, e incluso vomitivo, es el “tirón de orejas” que le ha dado a Gallardón el Arzobispado de Madrid, recordándole que la doctrina católica obliga también a los políticos; es decir, como Gallardón es católico va a ir al infierno por casar a dos hombres.

Ese Arzobispado, en una nota abierta remitida acerca de esta noticia, hace hincapié en lindezas del estilo de:

  • El Arzobispado de Madrid se ve en la obligación de recordar a la opinión pública la doctrina de la Iglesia sobre esta materia, (…) con el fin de evitar la confusión y el escándalo, especialmente de los católicos y entre otros ciudadanos de buena voluntad.
  • El matrimonio no puede ser contraído más que por personas de diverso sexo: una mujer y un varón.
  • La verdad sobre el matrimonio debe ser respetada y promovida por la legislación civil.

Cosas como éstas son las que me hacen ver lo bien que estoy siendo cada vez menos católico, ya que el despotismo, egoismo y sabelotodismo de esta religión no comulga conmigo, mucho menos cuando es una maquinaría económica tan brutal como lo es la religión católica actual (dicen que lo que tienen son donativos, ya…).

Por esto y por todos los demás sinsentidos de la religión católica, me alegra y me siento orgulloso de no ser un “ciudadano de buena voluntad” como el Arzobispado define; eso significa que soy un “ciudadano que respeta a mis semejantes como tales, independientemente de sus gustos, aficiones o compañeros sentimentales”.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Tumblr

Related Posts

4 Responses to Orgulloso de no ser un “ciudadano de buena voluntad”

  1. Jero Moreno dice:

    Perdona que me repita…

    ¡A por los desviados! ¡A por los rojos! ¡A por los “enfermos”! ¡A por los indecentes!

    ¡Qué panda de indecentes -por no decir algo menos fino-!

    Luego la gente se pregunta porqué ocurren cosas como las de Moratalaz en Madrid.

    un saludo, colega!

  2. surrender dice:

    Queirido amigo, creo que hay un “orgullo” bueno y otro malo. El malo se suele identificar con planteamientos poco flexibles, poco abiertos al diálogo y al respeto de la opinión de los demás y el derecho de manifestarla. En cuanto a tu planteamiento personal respecto a la iglesia, quisiera comentarte que no es ni muy original y que tampoco exige mucho compromiso personal. Siempre habrá y hay mil excusas para olvidarnos de Dios y de los demás, porque estoy muy ocupado conmigomismo y mi sufrimiento, mi trabajo, mi desarrollo, mi descanso, mis derechos, mis lecturas, mis discos, mi casa, mi coche, mi sueldo, mi hipoteca, mis vacaciones, mi jefe, mi …..resumen yo para mi mio ( aburrido y a la par que facil y no original ). El hombre solo no es perfecto y necesita de un amor que no sacie, y este se encuentra en la donación y en la entrega al Amor, que no es otro mas que Dios. La Iglesia es una maravilla de Dios, a la cual se llega a amar cuando uno sale de sí mismo para amar a los demas en Dios. Para amar a la Iglesia hay que tener visión trascendente. El mi para mi mio nos lleva a vision rasante. Un consejo: Se acaba viviendo como se piensa……..

  3. Antonio Rull dice:

    Interesante opinión Surrender, pero antes de opinar sobre mí conóceme. Al contrario de lo que tú dices, yo no me olvido de Dios porque esté preocupado sólo en mí, básicamente porque estoy preocupado del resto de seres humanos que viven conmigo. El Dios que la religión católico adora es un Dios, pero hay otras religiones en el mundo que adoran a su propio Dios, al que veneran de una forma similar a la que tú argumentas pero que, sin duda, viene a justificar la necesidad de explicarse cosas que a través de la ciencia no se explican.

    No existe la verdad absoluta, te lo comento porque afirmas que el hombre necesita a Dios y eso es tan cierto como falso, depende de cómo lo quiera creer cada uno.
    Asimismo, si según tú la Iglesia católica es una maravilla de Dios, he de decirte que Dios es el mejor empresario del mundo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>