MENU

by • 6 / diciembre / 2006 • Mi diario, Notícora, PolíticaComments (2)200

Así no

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Tumblr

Sevilla se haya halla envuelta en un cambio de cara radical, al menos en su casco histórico y algo en los aledaños a él. Este martes se “inauguraba” la nueva Plaza Nueva, siendo la noche del lunes un auténtico espectáculo para quienes por allí andaban al ver a tal cantidad de gente con trajes reflectantes amarillos trabajando tan aprisa (eso de uno trabaja y seis miran no ocurría aquella noche). Las prisas por acabar las cosas cuando el político dijo que se acabarían llevaron a este situación. Molestias aparte, que la Plaza Nueva luzca nueva, sin coches y sin desperfectos es digno de agradecer. En Sevilla desde la EXPO del 92 no se hacían tantas obras, pero esta suma de obras y de prisas por acabarlas para cumplir las promesas electorales antes de que se celebren unas nuevas (que tendrán lugar el 27 de mayo del año que viene) hace que se gaste más dinero de la cuenta y, sobre todo, y a esto es a lo que me vengo a referir en este artículo, se llevan a cabo mal, rematadamente mal.

El Carril Bici es una petición ciudadana histórica en Sevilla desde hace más de veinte años y el actual gobierno hispalense es el único que realmente ha dado respuesta a esta necesidad. Se están llevando a cabo las obras para este Carril Bici con el fin de conseguir que Sevilla sea transitable en bici por todas sus calles principales. Asimismo, se están instalando los aparcabicis necesarios en vista de la creciente circulación ciclista que ya se ve por las calles hispalenses (sí, hay más gente yendo en bici a trabajar o a la facultad que nunca, lo veo cada día desde el autobús), pero Sevilla es como es, y su trazado no es precisamente el mejor para la movilidad actual: calles estrechas, enrevesadas, mal comunicadas… a lo que se le suma un parque automovilístico cada vez mayor que hace que la doble fila sea un problema del pasado, el problema ahora es la tercera fila y el aparcamiento en aceras. Con esto, ganarle terreno a las calzadas y las aceras está provocando situaciones realmente controvertidas y “catetas”, al tratar de meter por la fuerza un carril bici por donde no cabe. Las obras de éste en la calle Resolana han provocado varios de los atascos más importantes que se recuerdan en la ciudad, siendo ésta una de las que más tráfico soporta desde siempre y que con el carril bici ve estrechado sus carriles así como un carril bus que a ver lo que dura sin ser invadido en esta ciudad en la que aparcar bajo una señal de prohibido parar y estacionar es lo más normal del mundo. Con todo, para muestra un botón: ¿qué hacer si no hay sitio para la acera, el carril bici y el carril bus? Pues esto:

Carril Bici en la esquina de la calle Muñoz León

Como la promesa era hacer carril bici por toda la ciudad, ¡que le den a los peatones, por aquí pasan las bicis!

Sinceramente, cosas como ésta hacen que uno sólo pueda pensar que tras las elecciones, y salga elegido el partido que salga, se reordenará todo esto y el carril bici proyectado pasará a convertirse en un carril bici lógico teniendo en cuenta las características de esta ciudad nuestra, en la que ya muchos están viendo cómo el carril bici, aún sin estrenar, acoge los coches mal aparcados, que se las ingenian para sortear los separadores del carril bus que se están colocando por toda la ciudad (y que en dos días están ya destrozados).

Soy fiel defensor del uso de los sistemas limpios y públicos en el transporte en las ciudades, más aún cuando la mayoría de los conductores van solos en sus coches, con lo que ello implica negativamente sobre la ciudad, pero cuando algo no cabe, sencillamente no cabe y toca aguantar lo que hay a falta de derrumbar media ciudad y edificar una nueva, algo evidentemente impensable.

¿Tan necesario es hacer el carril bici sea como sea? Yo opino que no, y las prisas electorales nos van a afectar en alguna que otra medida a todos negativamente (obras para levantar el carril bici y poner acerado, dinero para esas obras, etc.).

PD: Lo último es repintar los carriles bici pintados de granate (como son en la gran mayoría de las ciudades) por el verde, aparentemente sin razón técnica.. Más dinero malgastado por un capricho a saber de quién y a cuentas de qué…

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Tumblr

Related Posts

2 Responses to Así no

  1. Jero Moreno dice:

    ¿y qué me dices de los enormes traseros y genitales que dan la bienvenida a los felices turistas que se dignen visitar una plaza tan céntrica como la Plaza Nueva?

    Los vi el miércoles y sólo me provocaban chistes y más chistes….

    PD. Esta vez iba con el tiempo un poco apurado. ¿Nos tomamos las Cruzcampos en mi siguente ida? Será alrededor de Navidad. Tengo ganas de verte.

    Un abrazo!

  2. Luis Rull dice:

    justo en la puerta e mi casa… deberías ver lo que han hecho con el kiosko de mi amigo unos metros màs allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>